Un estudio realizado por neurocientíficos de Ruhr-Universität Bochum, junto a colegas de la Universidad de Nuevo México, la Universidad Humboldt de Berlín y el Instituto de Investigación Biomédica y Ambiental Lovelace, en una publicación de la revista Nature Communications parece no estar de acuerdo en que el tamaño del cerebro es lo que proporciona la inteligencia.

Sus resultados fueron aparentemente paradójicos pero resultaron concordar con investigaciones pasadas.

Introducción

Desde el principio de la investigación de la inteligencia, ha habido un profundo interés en vincular las diferencias entre las inteligencias de los individuos.

Los primeros intentos de relacionar el tamaño del cerebro con la inteligencia se remontan al siglo XIX, cuando científicos como Pierre Paul Broca y Francis Galton demostraron una relación positiva entre las medidas del tamaño cerebral y la capacidad intelectual.

El volumen del cerebro y su relación con la inteligencia

A lo largo de las décadas posteriores, una gran cantidad de evidencia ha mostrado consistentemente que los cerebros más grandes tienden a desempeñarse mejor en las tareas relacionadas con la inteligencia.

Una explicación común para esta asociación es el hecho de que es probable que los individuos con mayor volumen cerebral posean más neuronas, y por lo tanto, más poder de cálculo en la resolución de problemas y en el razonamiento lógico.

La estructura y la eficiencia cerebral

A finales de los años ochenta, se obtuvo una importante contribución con respecto a las bases biológicas de la inteligencia.

Para ese tiempo, se manejaba la hipótesis de la eficiencia neuronal de la inteligencia, la cual sugiere que la inteligencia no está en función de cuán duro trabaja el cerebro, sino más bien de cuán eficientemente lo hace.

Hipótesis de la eficiencia neuronal de la inteligencia: no es qué tanto trabaje, se trata sobre qué tan bien lo hace

Está hipótesis ha sido apoyada por varios estudios que utilizan una amplia gama de métodos neurocientíficos, así la noción de que la inteligencia está determinada por el tamaño del cerebro ha sido criticada por ser demasiado simplista.

Una hipótesis de un estudio más reciente respalda la idea de que las diferencias en las inteligencia de los individuos se manifiestan, en gran medida, en las propiedades de cableado del tejido cerebral.

Las dendritas son las extensiones de las células nerviosas y son utilizadas por las neuronas para comunicarse entre sí.

En otras palabras, se tenía indicios de que la complejidad de los circuitos neuronales o que la arborización dendrítica afecta la inteligencia en los individuos.

El estudio

Para determinar una conexión directa entre los circuitos neuronales y la inteligencia, los investigadores examinaron los cerebros de 259 hombres y mujeres, estimando en cada uno el volumen cerebral en su totalidad así como el de las regiones cerebrales individuales.

Además, todos los participantes completaron una prueba de coeficiente intelectual.

En la investigación se utilizó una técnica de resonancia magnética de difusión avanzada para analizar la arquitectura de las dendritas y los axones.

Este método les permitió medir la cantidad de dendritas en la corteza cerebral y junto a los resultados del coeficiente intelectual, podrían establecer una relación directa entre la inteligencia y la arborización dendrítica.

Resultados

dendritas neuronales
Representación de las diferencias entre individuos con bajo y alto IQ con respecto al volumen cerebral y la densidad de conexiones cerebrales – Fuente: Nature Communications

Los individuos con un alto IQ poseen más volumen cortical que los individuos con menor IQ, lo cual se muestra en los cerebros de diferente tamaño del lado izquierdo. Los paneles del lado derecho representan la microestructura de las neuronas de los correspondientes cerebros.

La diferencia de volumen cortical entre ambos cerebros es resaltada por la sombra alrededor de la parte superior de la corteza cerebral.

Menor densidad neuronal, mayor eficiencia

Debido al volumen cerebral mayor, los individuos con alto IQ se benefician del poder de procesamiento de neuronas adicionales, a causa de las neuronas extras que están marcadas por la linea punteada en el panel inferior.

Por otra parte, los individuos con menor densidad neuronal restringen las conexiones sinápticas a un mínimo eficiente, evitándose así señales de “ruido”, y a su vez, ahorrando tiempo y recursos energéticos, es por esto que son ellos los que obtienen un mejor rendimiento en pruebas intelectuales.

Conclusiones

Los nuevos hallazgos proporcionan una explicación de los resultados contradictorios obtenidos en la investigación de inteligencia hasta la fecha.

Por un lado, se había determinado previamente que las personas inteligentes tienden a tener cerebros más grandes, sin embargo, este estudio brinda una nueva perspectiva sobre el uso de los recursos neuronales, en vez de la cantidad.

Rendimiento mental

“La suposición ha sido que los cerebros más grandes contienen más neuronas y, en consecuencia, poseen más poder de razonamiento”, dice Erhan Genç. Sin embargo, estos estudios han demostrado que, a pesar de su número comparativamente alto de neuronas, los cerebros de las personas inteligentes demostraron menos actividad neuronal durante una prueba de CI que los cerebros de los individuos menos inteligentes.

Los individuos inteligentes poseen pocas conexiones neuronales pero eficientes, por lo tanto, tienen un alto rendimiento mental con baja actividad neuronal

Erhan Genç, investigador de Ruhr-Universität Bochum.

Con información de: Nature Communications

Comparte la ciencia
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

dark-mater-subscribe

Recibe esta y otras noticias en tu bandeja de entrada

Las mejores noticias en tu bandeja de entrada

You May Also Like

Como funciona un baumanometro

Aprende con este artículo como funciona un baumanometro. La presión contra el…

¿Quién inventó el baumanómetro?

Un baumanómetro o esfigmomanómetro, también conocido como medidor de presión sanguínea, monitor…

Aplicaciones de la Física en la Medicina

Algunas aplicaciones de la física en la medicina

Bacterias que conducen electricidad: un nuevo avance en los tratamientos médicos

Científicos de la Universidad de Virginia han hecho un descubrimiento sorprendente sobre…